¿Está estancada tu relación de pareja?

A veces sentimos que nuestra relación de pareja no está pasando por su mejor momento, es como si llegados a un punto, se hubiera detenido. Como si existiera una pausa dentro de lo que pasa día a día, esto no significa que ya no queramos, o que algo cambio, es solo una pausa.

En estos casos se puede hablar sobre un estancamiento en la relación. Una relación estancada si bien no es el detonante de ningún problema grave si puede ser uno de los síntomas. El estancamiento puede convertirse en aburrimiento y este lentamente en tedio.

Señales de alerta

Imaginemos una pareja que han pasado muchos años juntos, se aman, ellos lo saben, de eso no tienen dudas. Pero desde hace tiempo no hacen nada nuevo, salen a los mimos lugares, comen  en los mismos restaurantes, tienen relaciones sexuales con la misma frecuencia, visitan a los mismos amigos, es decir, una vida sin cambios, sin nuevas ambiciones de pareja. 

Nuestra pareja imaginaria, se irá cansando poco a poco, en un principio tal vez no se percaten de lo que pasa, pensaran que esto es solo una etapa, tal vez es lo normal, después de la locura, la calma. 

Podemos tener dos soluciones para esta pareja: la primera sería que alguno de los dos, o los dos conocen a más personas y empiezan a abandonar su relación por construir otras relaciones. Si bien esto es un final, no es el más adecuado.

En cambio, existen métodos para evitar el estancamiento lo primero es la comunicación, una pareja bien comunicada podrá salir bien librada de todas las situaciones. Si ambos sienten el estancamiento es más fácil la solución, el cambio de rutina, el intentar experimentar algo nuevo.

Si solo uno siente que la relación está estancada es un poco complicado. Esto porque implica que están sintiendo cosas distintas, pero reiteramos que no existe problema que no pueda ser solucionado con una comunicación efectiva

Tambien te puede interesar: 5 HÁBITOS DE PAREJAS FELICES

Monotonía en pareja:7 señales para detectarla

En este siglo en el que la vida moderna parece ir más rápida, las personas ceden muy fácil ante ciertas rutinas como, la monotonía en pareja.

En este siglo en el que la vida moderna parece ir más rápida, las personas ceden muy fácil ante ciertas rutinas como, la monotonía en pareja.

La monotonía en pareja es una etapa más de la relación, el problema es cuando pasa inadvertida y se toma todo el terreno. De esta forma, la desilusión, el aburrimiento y la decepción surgirán y todo comenzará a deteriorarse.

Pero, ¿Cómo identificar la monotonía en pareja? Existen algunas señales que indican que la relación ya no es la misma. A continuación, alguna de las más comunes:

No hay muchos recuerdos buenos

Los recuerdos son parte de la vida en pareja, todos los momentos maravillosos se convierten en recuerdos que unen, pero si ya se perdieron de vista y no representan lo mismo, es porque probablemente no tengan la misma conexión.

La misma rutina de cada día

Esto quiere decir que la relación es muy predecible, es decir, cada día hacen exactamente lo mismo, no hay nada nuevo, no hay sorpresas y cada uno actúa como de forma automática.

Dificultad en la comunicación

Si sientes que te incomoda hablarle, explicarle algo o debatirlo, es un claro signo de que comenzarán los problemas de comunicación. Si ya no hay entusiasmo por compartirle las experiencias del día, y, por el contrario, se hablan casi que lo necesario, las cosas van mal.

Extrañas la vida de soltera

Cuando se comienza a sentir la necesidad de estar sola y llevar una vida como la de antes de estar en pareja, es muy posible que la convivencia y la relación en sí ya no esté marchando bien.

No compartir pasiones ni metas

Parte de la relación en pareja es compartir la vida con el otro, lo que incluye las metas, sueños, pasiones y demás cosas, así que, si ya no se está haciendo, cada uno empezará a interesarse solo por lo propio.

Te puede interesar: Rutinas de ejercicios para escapar de la cotidianidad

La misma rutina de cada día

 Esto quiere decir que la relación es muy predecible, es decir, cada día hacen exactamente lo mismo, no hay nada nuevo, no hay sorpresas y cada uno actúa como de forma automática.

Se fijan en nuevas opciones

Si a cualquier lugar que vas percibes que hay más personas que representan mejor que la que ya tienes contigo, es una alarma de que algo está pasando.

Cuando alguna de estas señales se refleja en la pareja, lo ideal es reaccionar y salir de ese ciclo. Buscar ayuda y fortalecer la relación.