La pena corporal, también se siente en la pareja.

Desnudarse siempre es complicado, muchas personas suelen experimentar pena corporal al verse en un espejo, si a esto le sumamos que es lo que puede pensar nuestra pareja, se hace más complicado.

Desnudarnos ante nuestra pareja no siempre tiene que ver con un acto sexual, muchas veces tiene que ver con la confianza mutua que debe existir. Pero ¿por qué sentimos pena corporal al hacerlo?

Factores de la pena corporal

Inseguridad: este podría ser el gran factor que nos impide mostrarnos, pero siempre debemos recordar que no estamos solos, nuestra pareja siente lo mismo y debemos acompañarnos.

Desconfianza: a veces solemos pensar por el otro y eso produce situaciones que solo han pasado en nuestros pensamientos. Debemos confiar en nuestra pareja, ya que por algo estamos con el o ella.

Falsos conceptos: los medios sociales pueden crearnos expectativas sobre nuestros cuerpos que no son sanas. A veces es mejor no guiarnos de esos modelos casi imposibles.

La pena corporal que podemos sentir es normal, no debe ser un tema de fractura, mas bien debe ser un tema de unión dentro de la pareja. Debemos pensar que nuestra pareja siente la misma pena y de esta manera juntos poder superarla.

Si bien es complicado, lo primero que tenemos que tener en una relación es confianza, al final después de nuestra familia, es nuestro compañero quien va estar en todos nuestros momentos.

La confianza en la pareja se debe trabajar siempre, no solo en momentos importantes como la denudes, debemos siempre estar conscientes que nuestro acompañante de vida necesita tanto como nosotros sentirse apoyado.

El cuerpo como lo primero que mostramos es vulnerable, la pena corporal que sentimos es común, queda de nuestra parte poder trabajar en disminuirla en compañía de nuestra pareja y de esa manera generar una convivencia sana además de una vida intima saludable.