La misma sociedad ha establecido patrones y definido caminos donde nos ha conducido a vivir hasta cierto punto bajo una competencia constante frente a todo, en lo laboral, académico, familiar y hasta sentimental, como lo son las luchas de poderes entre parejas.

Si bien la competencia puede ofrecer muchas cosas buenas, cuando no se percibe ni se transmite de forma positiva, se convierte en un aspecto negativo. En el mejor de los casos, las competencias nos llevan a superarnos y luchar por aquellas cosas que se quieren lograr; esta es una forma de crecer de forma individual y de hacer crecer la organización para la cual trabajamos o destacarnos en cualquier área de la vida.

Sin embargo, cuando se aborda la competencia desde lo negativo, esta se puede convertir en envidia, egoísmo y buscar sobresalir y crecer, pero a costas de perjudicar al contrincante, o al que se considera de esa forma, aun cuando puede no serlo y ser solo una idea.

¿Qué es la lucha de poder en pareja?

Entendemos la lucha de poder en las parejas como la agrupación de las fuerzas internas de cada uno, pero no hacia lo positivo, sino que en estos casos sobresale el egocentrismo y la necesidad de imponerse sobre el otro como el más fuerte, el que más logra o tiene.

Cuando esta situación se manifiesta en una pareja, generalmente, esas ansias de poder no les permiten darse cuenta que están compitiendo entre ellos y se están lastimando, porque, usualmente, si no es una competencia sana, se perjudican. En otros casos, lo hacen como por instinto y no reconocen que están fallando en eso.

Las luchas de poder no son buenas

Ambos miembros de la pareja tienen ideas, metas pensamientos y creencias diferentes, eso no está mal, para estar juntos no necesitan ser iguales, entendiendo también que no hay personas idénticas. No hay que intentar imponerse sobre el otro y querer llevar el control, eso no es una relación; una pareja está para apoyarse, ayudarse, comprenderse y crecer juntos, no para pretender ser más que el otro u opacarlo, eso no sería amor.

Identifica si luchas por poder con tu pareja

Hay formas de evaluarse y darse cuenta si se están teniendo comportamientos anormales dentro de la relación, pero para eso, hay que tener la intención de reflexionar sobre sí mismo.

  • Afirmar que siempre tienes la razón
  • Estar seguro de que eres la perfección
  • Siempre buscar tus propios intereses
  • Idealizar a la pareja perfecta

Consejos para evitar la lucha de poder en pareja

  • No ver la relación como una guerra o competencia
  • Trabajar el ego propio
  • Aprender a ceder
  • Establecer límites
  • Comunicarse asertivamente
  • Desmontar esos patrones inadecuados sobre que la mujer es menos y el hombre más.
  • Saber también decir que no
  • Dejar a un lado la agresividad y el drama también

Si están juntos es para apoyarse, impulsarse motivarse y contribuir con el crecimiento del otro, si egoísmos ni envidias; entendiendo que esa es la persona que se ama y a la cual se le desea lo mejor.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *