Uno de los principales factores de interferencia negativa en las relaciones de pareja son la rutina que conlleva al aburrimiento, por tanto, es necesario prestarle especial atención para evitar caer en eso; ya que es una de las causas más frecuentes en los rompimientos de parejas.

La rutina y el aburrimiento le puede llegar a los novios al igual que a un matrimonio, claro, en este último suele presentarse de forma más intensa y complicada, puesto que se comparten mucho más las vidas, es decir, está la convivencia, la cual tiene mucho peso e implica estar más unidos, lo que quiere decir que el riesgo de caer en la monotonía puede ser mayor.

Señales de que han caído en la rutina y el aburrimiento

La misma rutina de cada día: Esto quiere decir que la relación es muy predecible, es decir, cada día hacen exactamente lo mismo, no hay nada nuevo, no hay sorpresas y cada uno actúa como de forma automática.

La relación no es interesante: Si día a día hacen lo mismo, es obvio que no encontrarán nada de interesante en el diarismo. Deben preguntarse hace cuánto no nacen algo juntos que los apasione y entusiasme.

Te fijas en nuevas opciones: Si a cualquier lugar que vas percibes que hay más personas que representan mejor que la que ya tienes contigo, es una alarma de que algo está pasando.

Las relaciones sexuales no son iguales: Si ya no hay mucho placer, satisfacción, encanto y diversión en la intimidad, es otra señal de que las cosas no están bien. También si ya no tienes la necesidad de tener contacto sexual con tu pareja y lo evitas.

No hay muchos recuerdos buenos: Los recuerdos son parte de la vida en pareja, todos los momentos maravillosos se convierten en recuerdos que unen, pero si ya se perdieron de vista y no representan lo mismo, es porque probablemente no tengan la misma conexión.

Dificultad en la comunicación: Si sientes que te incomoda hablarle, explicarle algo o debatirlo, es un claro signo de que comenzarán los problemas de comunicación. Si ya no hay entusiasmo por compartirle las experiencias del día, y, por el contrario, se hablan casi que lo necesario, las cosas van mal.

Extrañas la vida de soltera: Cuando se comienza a sentir la necesidad de estar sola y llevar una vida como la de antes de estar en pareja, es muy posible que la convivencia y la relación en sí ya no esté marchando bien.

No compartir pasiones ni metas: Parte de la relación en pareja es compartir la vida con el otro, lo que incluye las metas, sueños, pasiones y demás cosas, así que, si ya no se está haciendo, cada uno empezará a interesarse solo por lo propio.

Evitar caer en el aburrimiento y rutina

Para que esto no suceda, ya sea en noviazgos o matrimonios, es importantes que como pareja se reinventen, renueven, se mantengan siempre activos y haciendo cosas nuevas juntos.

  • Sean espontáneos
  • Disfruten hasta de las cosas más pequeñas
  • Sorpréndanse mutuamente
  • Eviten la rutina en la sexualidad
  • Comuníquense activamente

Mantener una relación de pareja estable y feliz no es sencillo, pero si hay amor, respeto y valor mutuo, les será divertido construir una vida juntos, aún con las altas y bajas que hay en toda relación.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *