A veces sentimos que nuestra relación de pareja no está pasando por su mejor momento, es como si llegados a un punto, se hubiera detenido. Como si existiera una pausa dentro de lo que pasa día a día, esto no significa que ya no queramos, o que algo cambio, es solo una pausa.

En estos casos se puede hablar sobre un estancamiento en la relación. Una relación estancada si bien no es el detonante de ningún problema grave si puede ser uno de los síntomas. El estancamiento puede convertirse en aburrimiento y este lentamente en tedio.

Señales de alerta

Imaginemos una pareja que han pasado muchos años juntos, se aman, ellos lo saben, de eso no tienen dudas. Pero desde hace tiempo no hacen nada nuevo, salen a los mimos lugares, comen  en los mismos restaurantes, tienen relaciones sexuales con la misma frecuencia, visitan a los mismos amigos, es decir, una vida sin cambios, sin nuevas ambiciones de pareja. 

Nuestra pareja imaginaria, se irá cansando poco a poco, en un principio tal vez no se percaten de lo que pasa, pensaran que esto es solo una etapa, tal vez es lo normal, después de la locura, la calma. 

Podemos tener dos soluciones para esta pareja: la primera sería que alguno de los dos, o los dos conocen a más personas y empiezan a abandonar su relación por construir otras relaciones. Si bien esto es un final, no es el más adecuado.

En cambio, existen métodos para evitar el estancamiento lo primero es la comunicación, una pareja bien comunicada podrá salir bien librada de todas las situaciones. Si ambos sienten el estancamiento es más fácil la solución, el cambio de rutina, el intentar experimentar algo nuevo.

Si solo uno siente que la relación está estancada es un poco complicado. Esto porque implica que están sintiendo cosas distintas, pero reiteramos que no existe problema que no pueda ser solucionado con una comunicación efectiva

Tambien te puede interesar: 5 HÁBITOS DE PAREJAS FELICES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *