Asumir que las cosas no van bien en la pareja no es algo sencillo; pero es justo en esos momentos en los que es necesaria la ayuda de una terapia de pareja.

Muchas personas tienen un concepto errado sobre lo que significa acudir a un especialista cuando las cosas no van bien en la relación.

Pero resulta que la terapia de pareja es una de las ofertas de la intervención psicológica más útiles para resolver cualquier conflicto. 

Pero, ¿cuáles son los síntomas que indican qué es el momento de buscar ayuda?

A continuación, algunas indicaciones para saber cuándo hay que acudir a una terapia de pareja. 

Poca comunicación 

Aunque parezca reiterativo, en toda relación la comunicación juega un papel fundamental. Un fallo en esta área puede ser el punto de inflexión en una ruptura. Por eso, asistir a las sesiones de terapia de pareja a tiempo, puede servir para introducir la relación en nuevas dinámicas en las que la expresión directa y honesta de los puntos de vista de cada uno tenga un espacio reservado.

Escasa armonía en la intimidad 

Cuando en la intimidad no se pueden resolver las diferencias, es necesario buscar ayuda. Cuando disminuyen los gestos, las caricias y el interés sexual por la otra persona es un indicador de un problema, que debe ser atendido preferiblemente en una terapia de pareja. 

Crisis del momento 

Muchas veces un escenario puntual puede convertirse en un gran problema. Esta crisis puede ser provocada, entre otras razones, por un despido del trabajo o la muerte de un ser querido. En estos casos, la terapia de pareja puede ser de gran utilidad para hacer que esta experiencia dolorosa no se extienda también al ámbito privado de la relación.

Falta de acuerdos en los planes 

Cuando se hace cada vez más complicado hacer planes a futuro, organizar actividades juntos o hay muy poco acuerdo en puntos de vistas, existe un problema que atender. 

Por eso, cuando esto está sucediendo, a terapia de pareja puede ofrecer un espacio en el que cada parte de la relación encontrará nuevas herramientas para expresar expectativas que antes no sabía cómo expresar, y también se dispondrá del contexto adecuado para establecer una conversación honesta y transparente. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *