9 consejos para reavivar la relación con tu pareja

Al comienzo de la relación todo es lindo, divertido y nuevo para ustedes, suelen sentir que pueden pasar toda su vida conociéndose y piensan que el tiempo no lees suficiente para disfrutar de su mutua compañía. Sin embargo, al pasar los años de la relación, la pareja siente que la pasión, la chispa y el deseo no son tan fuertes como cuando todo comenzó, así como también esta se va convirtiendo en una rutina. Es por ello, que la pareja tiene que buscar soluciones para salvar su relación antes de colocarle punto y final, por esta razón les traemos 9 consejos para reavivar su vínculo.

Salgan de la rutina

La rutina es uno de los principales factores en la ruptura de una relación, esto es provocado por la misma pareja, ambos tienen responsabilidad cuando caen en el diarismo, pero también son capaces de salir de eso, así que traten de hacer actividades juntos, como viajar, salir de paseo todos los fines de semana o realizar pequeñas aventuras conociendo nuevos lugares.

Háganse visitas sorpresas

Tú y tu pareja a lo mejor tendrán tiempo solamente para verse en casa, debido a que ambos tienen una agenda muy ocupada, pero este problema puede tener solución con visitas sorpresas en el trabajo, las cuales seguro les alegrará el día por el momento inesperado.

Realicen alguna actividad juntos

Busquen una actividad que les llame la atención a ambos, para que así puedan compartir más tiempo juntos.

Pasen juntos todo un fin de semana en casa

Quédense todo un fin de semana juntos en casa, descansando, viendo alguna película o serie, escuchando su música preferida, pueden conversar sobre cualquier tipo de tema y sobre todo, disfruten de su mutua compañía alejados de los demás.

Lencería

Puedes sorprender a tu pareja utilizando una lencería de encaje de colores, como el negro o rojo, que te harán sentir poderosa y sexy.

No olviden hacerse detalles

Al comienzo de la relación los pequeños detalles abundaban, y al pasar el tiempo estos detalles ya no son tan seguidos. No esperen a que sea una fecha especial para ustedes, con tan solo un mensaje de texto por la tarde diciendo que se quieren y extrañan será una forma de reavivar su relación.

Recuerden viejos momentos vividos

Al pasar los días, su relación se vuelve cotidiana y monótona, por eso, una gran ayuda podría ser recordar viejos momento vividos entre ustedes, como su primera salida, cómo se conocieron, su primer beso, entre otras cosas que serán de ayuda para despertar el interés entre ustedes.

Dejen a un lado sus problemas que no sean de gran importancia

Alejenlos resentimientos de su mente, si un día alguno de ustedes dijo un comentario que no les gustó, o si fue impuntual, lo mejor que pueden hacer es olvidarlo y tratar que eso no se repita y no les afecte la relación.

Comuníquense

La comunicación es necesaria para mantener viva su relación, lo más importante es que tú y tu pareja sepan que es lo que les está pasando a cada uno. Hablen entre ustedes y sobre todo cuéntense las cosas que les preocupa.

5 hábitos de parejas con una vida sexual satisfactoria

Cuando comienzas una relación con tu pareja, mantienen una vida sexual muy activa, pero con el paso del tiempo esta se va decayendo y pasa a un segundo plano. Esto puede ser producido del estrés, mucho trabajo, el nacimiento de un bebé, compromisos familiares, así como también los cambios hormonales que comienzan a afectar el deseo y la vida sexual que solían llevar.

Muchas parejas se tardan mucho tiempo en aceptar y darse cuenta qué es lo que está sucediendo realmente entre ellos, sin embargo, existen otros tipos de parejas que consiguen avivar la pasión y logran mantener una vida sexual activa.

5 hábitos para mantener una vida sexual satisfactoria

Si bien sabemos que el sexo es una parte fundamental en una relación sentimental y también un factor difícil de mantener con el paso del tiempo; la base fundamental para no perder su vida sexual, es una buena comunicación; ya que, si los dos se tienen confianza, se sentirán cómodos al hablar de temas relacionados a su sexualidad y se les hará más fácil hablar de sus fantasías y de lo que les gusta y excita.

A continuación, compartimos contigo 7 hábitos que te ayudarán a mantener una vida sexual satisfactoria con tu pareja:

Tóquense y excítense

Existen los juegos preliminares, que son indispensables para las parejas que tienen una vida sexual activa, esos toqueteos y coqueteos casi siempre salen del dormitorio y de casa. Muchas veces, las parejas se provocan de manera espontánea, en cualquier lugar, y estos juegos preliminares los ayudarán a que la pasión se avive.

Cuiden su cuerpo

Tener un buen estado físico los ayudará a desempeñarse mejor en el sexo,por eso recomiendan que las personas se ejerciten y cuiden su cuerpo a partir de una buena alimentación.

Regálense un tiempo a solas

Para las parejas que son sexualmente activas e inclusive, para las que no lo son tanto, es necesario que dediquen un tiempo para su relación e intimidad, de esa forma se mantiene el deseo vivo.

Muéstrense amor y afecto

Demuéstrense amor y deseo, un beso o una caricia puede ser muestra a tu pareja que aún sientes algo por ella.

Cumplan sus deseos y fantasías sexuales

Como mencioné anteriormente, la base fundamental de una pareja es la comunicación y la confianza. Esto, los ayudará a cumplir sus fantasías sexuales y permitirá que la excitación se eleve y lleven su experiencia íntima y sexual a otro nivel.

Mi pareja y yo sufrimos una crisis matrimonial

Existen muchos motivos para que se produzca una crisis matrimonial, uno de ellos puede ser problemas sexuales, infidelidad, choque de personalidades, discusiones, falta de comunicación, dificultades en concebir el embarazo o el nacimiento de un bebé, este último se debe a que muchas veces la atención de los padres se enfoca nada más en el niño y esto causa que la relación de la pareja poco a poco se vaya deteriorando y descuidando.

En otros casos, una crisis matrimonial puede ser provocada porque la pareja siente que su relación se está estancando o que simplemente ya no le corresponde de la misma manera.

Factores que pueden desencadenar una crisis matrimonial

Como mencione anteriormente, existen muchos motivos o factores que pueden desencadenar una crisis matrimonial y algunos pueden ser:

  • Dejan de valorar y conquistar a su pareja, luego del matrimonio muchas veces la relación se descuida, porque se le dan prioridades a otras cosas.
  • Creen que llegan a conocer realmente a su pareja, esto puede provocar discusiones por creer saber todo de ella.
  • No existe respeto mutuo, siempre tengan presente en ser pacientes, tolerantes y sobre todo sean respetuosos.
  • Muchas veces el matrimonio se convierte en una rutina y los momentos espontáneos son muy escasos.
  • Solamente se dedican al trabajo y dejan a un lado su relación.

¿Cómo solucionar una crisis matrimonial?

Lo primero que deben hacer es buscar una solución para los problemas que presenta su relación. Tienen que estar conscientes y saber admitir que es lo que está pasando entre ustedes, ha llegado el momento en el que se debe sincerar consigo mismos y se sienten a conversar sobre el mal momento que están pasando, recuerden que la comunicación es el pilar fundamental para su matrimonio.

Escúchense sin necesidad de interrumpirse, tienen que saber qué es lo que siente cada uno, luego de escucharse pueden plantearse en resolver sus diferencias y buscar soluciones.

Recuerden todos los momentos felices entre ustedes, eso los hará reflexionar y ver que su matrimonio han tenido más momentos felices que momentos de crisis.

Si ustedes no lograron ser capaces de poder conversar y buscar soluciones a sus diferencias, lo más recomendado es buscar un terapeuta o especialista en el tema de relaciones de pareja.

Deben tener en cuenta que resolver una crisis matrimonial no es nada fácil, pero tampoco es imposible. Si de verdad existe amor y un vínculo fuerte entre ustedes, utilicen todos los medios y recursos para recuperar su matrimonio.

Conecta la energía femenina en tu matrimonio

“Para un cambio real, necesitamos energía femenina en la gestión del mundo. Necesitamos un número crítico de mujeres en posiciones de poder, y necesitamos cultivar la energía femenina en los hombres”.

-Isabel Allende-

La energía femenina no se refiere solamente a la mujer, al cuerpo físico o al género femenino. Esta energía habita y emana en cada persona, así como también fluye en nosotros la energía masculina. Hombres y mujeres poseen ambas energías que son de vital importancia ya que se complementan y crean un perfecto equilibrio para lograr que nos expresemos al máximo y nos sintamos completos. Estas energías son como el Yin y el Yang.

Características o cualidades de la energía femenina

La energía femenina es caracterizada y asociada con los sentimientos, la intuición, creatividad, ser permisiva, receptiva, paciente y tranquila. Esta energía nació para recibir y rendir, generalmente, la energía femenina representa la luz y lo positivo.

Equilibra tu energía femenina

Si eres mujer trata de ser segura de ti misma, expresa tus sentimientos, así como tus pensamientos, desarrolla más la capacidad de la lógica y analítica. Además, sé independiente, crea tu propia actitud y personalidad.

Por otro lado, si eres hombre no tengas miedo de expresar tus verdaderos sentimientos, desarrolla la intuición y sé creativo. Saca ese potencial que tienes oculto.

Si sientes que te falta algo, por ejemplo, ser creativo o espontaneo, note preocupes, el secreto está en equilibrar las energías, tanto femenina como masculina.

Conecta tu energía femenina en el matrimonio

Tómense un tiempo para meditar y reflexionar, es necesario que tú y tu pareja se consideren un momento del tiempo para disfrutar de la compañía mutua.Para hacerlo, son diversas las actividades que pueden experimentar, como yoga o pilates.

  • Expresen sus emociones, no se repriman y solo déjense llevar por sus sentimientos.
  • Conéctense con la naturaleza, visiten un parque, un bosque o la playa. Esto los relajará.
  • Sean creativos y espontáneos, salgan de la rutina y tomen algunas clases de pintura o baile, denle un toque distinto a su matrimonio.